Esta sección está abierta a todos aquellos profesores que realizan trabajos de innovación en el aula, unidades didácticas, proyectos interdisciplinares o que pongan en marcha nuevos métodos de aprendizaje en clase. Los textos, de una extensión máxima de tres folios, deben llegar en disquete a COMUNIDAD ESCOLAR (Alcalá, 34. 6ª planta. 28071 Madrid), o a nuestra dirección de correo electrónico.

Taller de juguetes no sexistas ni bélicos

Experiencia orientada a fomentar el juicio crítico al consumo y a desarrollar la creatividad y la cooperación en el juego

El juego es lo que más atrae a los niños, constituyendo una fuente de placer con significado y finalidad en sí misma, que a su vez se convierte en el medio del conocimiento, aprendizaje y expresión por excelencia., y es un medio de diversión y disfrute que facilita el desarrollo de capacidades, que aclara los aprendizajes, les introduce en el mundo social y conduce a la interiorización de reglas, modelos, valores, etc.

Podemos afirmar que existen unas series de modelos y comportamientos adscritos a los juegos y juguetes como son el sexismo, la agresividad, la obediencia, la pasividad, que fomentan roles y modos de relación diferentes según el sexo.
Justificamos esta experiencia diciendo que el juego constituye el eje de la vida de los niños. Es lo que más les atrae y absorbe sus intereses, constituyendo una fuente de placer con significado y finalidad en sí misma, pero que a su vez se convierte en el medio del conocimiento, aprendizaje y expresión por excelencia. Es por tanto, un medio de diversión y disfrute que facilita el desarrollo de  capacidades, que  aclara  los

aprendizajes, les introduce en el mundo social y conduce a la interiorización de reglas, modelos, valores, etc.
Así pues, estos mensajes subyacentes se refieren a un sistema social que divide al mundo en modelos estereotipados de hombres y mujeres, figuras buenas y malas, exitosas y fracasadas, ricas y pobres, valientes y cobardes, guapas y feas, etc.
Además, los juguetes que se venden y se regalan son una muestra espléndida del mundo que estamos transmitiendo, donde se alienta la agresividad, la competitividad y la desigualdad. Es decir, un mundo que adjudica diferentes valores y papeles para hombres y mujeres, niños y niñas.
Igualmente, los juguetes que sirven para desarrollar juegos de grupo, son casi siempre competitivos. Nos enseñan a ver a las otras personas como contrincantes y rivales; nunca como compañeras. Los juegos en los que las personas son expulsadas o apartadas son particularmente alienantes porque castigan a quienes no tienen esa experiencia o destreza. De este modo, alimentan sentimientos de humillación, inseguridad y rechazo.
En definitiva, y para concluir, podemos afirmar que existen unas series de modelos y comportamientos adscritos a los juegos y juguetes como son: el sexismo, la agresividad, la obediencia, pasividad... que fomentan roles y modos de relación diferentes según el sexo.
Así pues, desde este taller pretendemos analizar críticamente los modelos que estamos ofreciendo o reforzando a través de los juegos y juguetes. Debemos procurar que el juguete, que sólo es un instrumento de juego, no limite la personalidad, sino que potencie los valores de amistad, paz, no violencia, relaciones de igualdad, respeto hacia las diferencias y a la pluralidad de criterios de las diferentes formas de hacer y de ser.

Objetivos

Como en todo proyecto, en este taller me propuse alcanzar unos objetivos, que en este caso eran los siguientes:
- Fomentar el juicio crítico al consumo y a la utilización sexista de los juegos y juguetes.
- Desarrollar la creatividad y la cooperación en el juego.
- Fomentar el cuidado de los juguetes tanto propios como de los demás.
- Desarrollar actividades en torno a juegos y juguetes que transmitan valores positivos como la igualdad, la cooperación, la creatividad, juicio  crítico, etc. que contrarresten frente a la presión de la publicidad y el consumismo.
Para poder conseguir estas metas trabajé unos contenidos, conceptuales, procedimentales y actitudinales.
Los contenidos conceptuales hacían referencia a juegos y juguetes cooperativos y no sexistas; juegos y juguetes tradicionales, y a la publicidad y consumo de juguetes.
Entre los procedimentales se incluían la adopción de las reglas de algunos juegos colectivos, la adquisición de técnicas básicas para la construcción de juguetes y la invención de juegos, la comunicación de juguetes preferidos utilizando diferentes medios y simulación y dramatización de anuncios y contra-anuncios publicitarios.
Finalmente, entre los contenidos actitudinales estaban la actitud crítica ante la promoción del consumo masivo de juguetes estereotipados mediante la publicidad; la aceptación de las reglas del juego como elementos que potencian y desarrollan las relaciones interpersonales; una actitud creativa y cooperativa respecto a juegos y juguetes; el cuidado y respeto hacia los juguetes personales y ajenos, y la sensibilización de los juegos y juguetes tradicionales, de “papá” y “mamá”.
En el desarrollo del taller se hicieron actividades diversas y diferentes en la que participaron padres y hermanos y otros compañeros del centro. Algunas de las actividades que se hicieron fueron las siguientes:
- Lectura y comentario de cuentos. Elegimos entre todos cuentos populares y trabajamos con ellos los conceptos que anteriormente se citaron.
- Secciones de juegos. Con este tipo de actividad pretendía que los niños jugasen a juegos interactivos  y tradicionales, en los que el material de juego fuesen materiales de desecho y reciclable. Fomenté también los juegos tradicionales, en los que participaron madres y padres. Algunos de los juegos fueron: la peonza, la petanca, la comba, juegos de mesa…
- Elaboración de un libro de juguetes preferidos. De forma individual cada alumno elaboró un libro o revistas de juegos y juguetes preferidos para cuya elaboración recurrimos a revistas de juguetes, publicidad etc.
- Visitas a tiendas de juguetes.
- Invención de juguetes. Esta actividad resultó ser muy interesante ya que se inventaron juguetes muy interesantes y divertidos, todos ellos realizados con materiales de desecho.
- Carta a los Reyes Magos.
- Dramatización a través de intercambio de roles, etc.
En cuanto a la temporalización, decir que dicho taller conviene realizarlo a comienzos o a mediados de Noviembre hasta finales de Enero, ya que en estas fechas los niños son invadidos por publicidad de juguetes. A dicho taller se le puede dejar una hora semanal de la programación para poder realizarlo.

Metodología y evaluación

Es conveniente que los destinatarios sean niños y niñas de edades comprendidas desde los 3 a los 12 años ya que son quienes más uso de juguetes y de juegos hacen.
En cuanto a la metodología que se llevará a cabo a la hora de desarrollar el presente programa o taller, contará con las siguientes características:
- Perspectiva globalizadora de las distintas experiencias y adquisiciones de conocimiento.
- Los contenidos se trabajarán partiendo de los propios intereses de los niños/as.
- Se procurará que los aprendizajes adquiridos sean significativos y funcionales para los niños/as.
- Metodología activa, en la cual la actividad del niño/a será la principal fuente de aprendizaje y desarrollo.
- Las experiencias serán variadas, de manera que permita adquirir nuevos conocimientos.
- Actividades fundamentalmente lúdicas, a través del juego.
- Los materiales didácticos serán diversos, variados y estimulantes.
- Organización del tiempo de forma que pueda ser flexible, pudiéndose así adaptar a las distintas necesidades de los niños/as.
Como toda programación, esta actividad también debe ser evaluada, siendo la evaluación global y amplia, teniendo en cuenta todos los elementos que inciden en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Se caracterizará por ser flexible, ya que se procurará adaptar a los diferentes aspectos a evaluar. Igualmente será una evaluación continua haciendo referencia a todo el proceso. De la misma manera será una evaluación formativa, pues se pretende evaluar los progresos, dificultades y bloqueos que van teniendo los niños/as y que jalonan su proceso de aprendizaje. Dicha evaluación se llevará a cabo durante el mismo proceso de aprendizaje.
Para conseguir todo esto haremos uso preferentemente de la observación, recogiendo datos de las sesiones llevadas a cabo con los niños/as. También haremos uso de un diario, que nos permitirá llevar un control de todos los acontecimientos que pudieran ocurrir durante las distintas sesiones.

María Jesús Gudiño Antúnez
Especialista en Audición y Lenguaje, y
María José Vázquez Maraver
Especialista en Educación Infantil

Mjesus22_al@hotmail.com
majovazma@hotmail.es

 

arriba