Los Reyes de España presiden la reunión anual del Patronato del Instituto Cervantes

Don Juan Carlos y
Doña Sofía, acompañados del presidente de Gobierno, José María Aznar, y de los escritores Mario Vargas Llosa y Camilo José Cela, durante el almuerzo ofrecido por los Reyes tras la reunión del Patronato (Foto:EFE)

El organismo, encargado de la promoción
y difusión de la lengua y la cultura
españolas en el mundo, estudia la creación
de un canal digital de televisión propio

Los Reyes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía, presidieron el pasado día 11, en el Palacio Real de La Granja de San Ildefonso (Segovia), la reunión anual del Patronato del Instituto Cervantes, organismo encargado de la promoción y difusión de
la lengua y la cultura españolas en el mundo. El Rey, en su intervención, resaltó el trabajo del Instituto Cervantes y destacó su reto de "impulsar la presencia de nuestra lengua y cultura en la llamada sociedad de la información y el conocimiento".

La Granja de San Ildefonso (Segovia).
Don Juan Carlos, presidente de honor del Patronato del Instituto Cervantes, convocó a los patronos de este organismo, en el transcurso de su reunión anual, a que "la cultura, las artes, las letras, el cine, la música y el pensamiento sean conocidos y apreciados por todos y en todas partes", y tras calificar a la lengua española como "uno de los grandes activos de la comunidad iberoamericana de naciones y uno de nuestros mayores recursos económicos", resaltó que "nuestra lengua vive actualmente una extraordinaria circunstancia histórica que debemos aprovechar".

La reunión del Patronato del Instituto Cervantes se celebra tradicionalmente en uno de los Reales Sitios, y este año tuvo como sede el Palacio Real de San Ildefonso de la Granja, en la provincia de Segovia. El Rey de España inició su intervención con unas palabras de recuerdo a los poetas Rafael Alberti y José Angel Valente, ambos patronos del Instituto Cervantes, y de acogida a los nuevos miembros del Patronato, Julián Marías y Fernando Fernández-Savater.

Don Juan Carlos convocó a los patronos del Instituto a "internacionalizar la cultura, una vez que hemos convertido en universal la lengua española, gracias a que constituye el vínculo y la identidad de la inmensa Comunidad Iberoamericana de Naciones, que piensa en el futuro con ilusión", e incidió en el esfuerzo que se debe realizar en la formación de profesores de español, ya que, "con el nuevo curso que inicia el Instituto, entraremos también en un nuevo milenio, que convertirá el español en una de las dos grandes lenguas internacionales de comunicación, una extraordinaria circunstancia histórica que debemos aprovechar".

En la reunión del Patronato estuvieron asimismo presentes la Reina Doña Sofía; la infanta Elena; el presidente de Gobierno y presidente ejecutivo del Patronato, José María Aznar; los ministros de Asuntos Exteriores y de Educación, Cultura y Deporte, Josep Piqué y Pilar del Castillo; el director del Instituto Cervantes, Fernando Rodríguez Lafuente, y los patronos del Instituto, entre quienes figuran el director de la Real Academia Española, Víctor García de la Concha; la presidenta del Instituto de España, Margarita Salas; el compositor Cristóbal Halffter; los académicos Manuel Alvar, Angel Martín-Municio y Ramón González Amezua; los literatos Camilo José Cela, Mario Vargas Llosa, Alfredo Bryce Echenique, Jorge Edwards y José Hierro, y representantes de instituciones sociales, como José Luis García Delgado y Miguel Angel Gozalo.

Objetivos de futuro para el Instituto

El director del Instituto Cervantes, Fernando Rodríguez Lafuente, entregó a los patronos la memoria del año que concluye y el libro editado por el Instituto sobre la figura de Luis Buñuel, de quien se cumple el centenario de su nacimiento, y expuso los tres grandes objetivos que tiene planteados el Instituto para el futuro inmediato: la creación de un canal de televisión digital para difundir la cultura en español; llevar a cabo un ambicioso y urgente plan de formación de profesores de español para Brasil, y el establecimiento en Internet de un traductor automático de español.

Asimismo, dentro de sus programas de expansión, el Instituto Cervantes, según afirmó su director, implantará nuevos centros propios en Washington y Alburquerque (EE.UU), Río de Janeiro, Estambul, Berlín, Pekín y Tokio.

Tras la reunión del Patronato del Instituto Cervantes, los Reyes de España ofrecieron un almuerzo a los patronos del organismo y a los embajadores de los países iberoamericanos acreditados en Madrid, al que asistió asimismo el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan José Lucas. En el brindis, Don Juan Carlos ensalzó "el diálogo permanente que mantenemos sobre dos temas clave: nuestra lengua y nuestro patrimonio cultural común, y las relaciones entre las dos orillas de la Comunidad Iberoamericana de Naciones", y destacó que "no podemos olvidar que los intercambios de capitales y bienes y servicios están siendo acompañados, de manera creciente, por la llegada a España de un número cada vez más importante de emigrantes". "Creo -señaló Su Majestad- que es el momento de recordar la deuda de gratitud de España con aquellos países que acogieron a tantos de nuestros compatriotas", y que "la experiencia histórica nos demuestra que el esfuerzo callado de los emigrantes supone no sólo un factor de enriquecimiento para el país que los recibe, sino también una contribución decisiva a la prosperidad de su propio país de origen".

El presidente de Gobierno, José María Aznar, presidente ejecutivo del Instituto Cervantes, destacó en su intervención que este organismo "tiene que impulsar la presencia del idioma español en las principales comunicaciones electrónicas", y en este sentido añadió que se ha preparado el Plan de Actuación del Español en la Sociedad de la Información, destinado a promover la presencia internacional de nuestro idioma a través de los modernos medios de comunicación.

 

arriba